Reiki para niños

Los niños son especialmente perceptivos cuando se trata de energía sanadora. Tienen predisposición inmediata a todo lo que implica contacto sutil del cuerpo y sensorialidad, además de contar en general con una capacidad sanadora muy grande que desean brindar con amor.

En esta Nueva Era existen muchos niños con características poco comunes. Estos niños suelen padecer malestares ya que les resulta difícil aceptar los modelos impuestos por la sociedad, sienten que en la escuela muy pocas cosas le son útiles, son hiperactivos y algunos de ellos, por ejemplo, se niegan a comer carne.

Para estos niños de mayor evolución es muy importante conectarse con la Energía Universal y poder contar con sus manos para ello, siendo éstas un vehículo de sanación, armonía y equilibrio físico, mental y espiritual.

Al saberse guiados por esta Energía Divina, se sentirán más seguros y fortalecidos, y podrán tener mayor conexión con su familia, estrechándose el vínculo entre todos, siendo estos niños portadores de luz nueva que traerá la armonía necesaria.

Es fundamental el apoyo de los padres en el proceso que se da en el niño, por eso es muy positivo y beneficioso que la Iniciación en Reiki, de ser posible, la reciban juntos, aunque no es requisito esencial.

Esta energía que despertará mayor conciencia en el niño será también algo que podrá compartir y vivenciar en su entorno social.

Finalmente logrará realizar los trabajos y propósitos para los que ha venido.

INICIACIONES

Durante el encuentro el niño aprende a conectarse con la Energía Vital y a utilizar sus manos como herramienta sanadora para aportar luz a su vida y a su entorno.

Verá como aplicarse Reiki a si mismo mediante Autotratamiento y cómo aplicar a otros.

Se conectará primordialmente con su verdadera Esencia Divina, lo que le dará mayor protección y guía en su vida.

Los encuentros son de 3 hs. donde tomará las Iniciaciones al primer nivel de Reiki.